día 790 [Domingo de la Divina Misericordia]

11 de abril de 2010

Hola. Gracias por visitar esta página, gracias por hacer de este tu espacio. Sólo tuyo y de Dios.
Hoy es Domingo de la Divina Misericordia y el día de hoy quiero hacerte un pequeño regalo: Lo que leerás a continuación es una Estación al Santísimo Sacramento que diseñé basándome en algunos párrafos del Diario de Santa Faustina. Es un tanto larga, porque pretendía que sirviera para meditar y, de hecho, forma parte de un folletito devocional que preparé hace algunos años con el fin de obsequiarlo a los fieles que frecuentan asiduamente al Santísimo Sacramento del Altar. Espero que sea de tu agrado y que Dios hable a tu alma en este día tan especial con la ternura infinita que guarda un padre para con su hijo recién nacido.
Lee con atención y solicitud. Deja que el mensaje silecioso del Creador haga vibrar tu alma; déjate conquistar por el Corazón misericordioso de tu Redentor y permítele envolverte en sus amantes brazos. Ruego a Jesús por tí, hoy y siempre. Que sus rayos de amor y misericordia iluminen todos los días de tu vida. Amén.


* * * * *


Estás invitado a descubrir que Jesucristo no es una simple convicción privada o una doctrina; sino una persona real:

Soy el Señor en Mi Esencia y no conozco mandatos ni necesidades. Si llamo a las criaturas a la vida, esto es el abismo de Mi Misericordia.(Diario, 85).

La fe de la Iglesia es esencialmente fe eucarística. La Eucaristía es el compendio y la suma de nuestra fe. Con su palabra, y con el pan y el vino, el Señor mismo nos ha ofrecido los elementos esenciales del culto nuevo. Cada fiel está llamado a establecer una relación personal con Jesús, presente en la Eucaristía:

“Que el pecador no tenga miedo de acercarse a Mi.”(Diario, 50)

Jesús Misericordioso, presente en el Sagrario, te espera. Ofrécele un instante de tu día y él dará un nuevo horizonte a tu vida:

“Mi amor no desilusiona a nadie” (Diario, 29)


-*-
PRIMERA MEDITACIÓN


EN EL SANTÍSIMO SACRAMENTO NOS HAS DEJADO TU MISERICORDIA. TU AMOR HA PROVEÍDO QUE CAMINANDO POR LA VIDA, LOS SUFRIMIENTOS Y LAS FATIGAS, NO DUDE YO NUNCA DE TU BONDAD Y MISERICORDIA.

Tú, oh Señor, partiendo de esta tierra deseaste quedarte con nosotros y Te dejaste a Ti Mismo en el Sacramento del Altar y nos abriste de par en par Tu misericordia…llamaste a todos a esta fuente de amor, a este manantial de la piedad divina. (Diario, 1747)

Aquí estoy entero para ti, con el cuerpo, el alma y la divinidad. (Diario, 1770)

Oh Jesús oculto en el Santísimo Sacramento del Altar, mi único amor y misericordia. Tú puedes ayudarme, porque eres la Misericordia misma, en Ti toda mi esperanza. (Diario, 1750)

Padrenuestro, Ave María y Gloria al Padre...


-*-
SEGUNDA MEDITACIÓN


POR LA VIDA DE JESÚS EXTENDIDO EN LA CRUZ; NO DEBERÍAS DUDAR NI DESESPERAR, OH PECADOR, SINO CONFIAR EN LA MISERICORDIA, PORQUE TÚ TAMBIÉN PUEDES SER SANTO.

Jesús, Verdad Eterna, fortalece mis fuerzas débiles. Tú, oh Señor, lo puedes todo. Sé que sin Ti mis esfuerzos no valen nada. Oh Jesús, no Te ocultes ante mí, porque no puedo vivir sin Ti. Escucha el llamado de mi alma. (Diario, 69)

A pesar de la miseria que eres Me uno a ti y te quito tu miseria y te doy Mi misericordia. En cada alma cumplo la obra de la misericordia, y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia... (Diario, 723).

En Ti confío, oh Dios, porque el cielo y la tierra pasarán, pero Tu Palabra perdura eternamente. (Diario, 24)

Padrenuestro, Ave María y Gloria al Padre...


-*-
TERCERA MEDITACIÓN


DOS MANANTIALES BROTARON EN FORMA DE RAYOS DEL CORAZÓN DE JESÚS, NO PARA LOS ÁNGELES, NI QUERUBINES, NI SERAFINES, SINO PARA SALVAR AL HOMBRE PECADOR.

Oh Jesús, cuando considero el alto precio de Tu sangre, me regocijo en su inmensidad porque una sola gota habría bastado para salvar a todos los pecadores. Aunque el pecado es un abismo de maldad e ingratitud, el precio pagado por nosotros jamás podrá ser igualado. (Diario, 72)

Soy más generoso para los pecadores que para los justos. Por ellos he bajado a la tierra…por ellos he derramado Mi sangre; que no tengan miedo de acercarse a Mí. (Diario, 1275)

Jesús, que en el Evangelio Te comparas a la más tierna de las madres, confío en Tus palabras, porque Tú eres la Verdad y la Vida. (Diario, 24 )

Padrenuestro, Ave María y Gloria al Padre...


-*-
CUARTA MEDITACIÓN

HOY JESÚS HA HABITADO EN MI CORAZÓN,
HA BAJADO DEL ALTO TRONO CELESTIAL,
EL GRAN SEÑOR, EL CREADOR DEL UNIVERSO,
HA VENIDO A MI BAJO LA ESPECIE DEL PAN.



Oh Jesús, Tú sabes qué débil soy, por eso quédate siempre conmigo, guía mis acciones, todo mi ser. Tú, mi mejor Maestro. De verdad, oh Jesús, me invade el miedo cuando veo mi miseria, pero a la vez me tranquilizo viendo tu misericordia insondable (Diario, 66)

He dejado el trono de los cielos para unirme a ti… la vida eterna debe iniciarse ya aquí en la tierra a través de la Santa Comunión. Cada Santa Comunión te hace más capaz para la comunión con Dios por toda la eternidad. (Diario, 1810)

Oh tesoro de mi corazón, único objeto de mi corazón y todo el deleite de mi alma, deseo adorarte en mi corazón tal y como eres adorado en el trono de Tu gloria. (Diario, 1385)

Padrenuestro, Ave María y Gloria al Padre...


-*-
QUINTA MEDITACIÓN


MI CORAZÓN ES ATRAÍDO ALLÁ DONDE MI DIOS SE OCULTA, DONDE PERMANECE CON NOSOTROS DÍA Y NOCHE, ENVUELTO EN UNA HOSTIA BLANCA, DIRIGE EL MUNDO ENTERO, SE COMUNICA CON LAS ALMAS.

Jesús, Divino prisionero del amor, cuando considero Tu amor y como Te has anonadado por mí, mis sentidos desfallecen. Oh Rey de la gloria, aunque ocultas Tu hermosura, el ojo de mi alma desgarra el velo. (Diario, 80)

Espero a las almas y ellas son indiferentes a Mí. Las amo con tanta ternura y sinceridad y ellas desconfían de Mí. Deseo colmarlas de gracias y ellas no quieren aceptarlas. (Diario, 1447)

Jesús, transfórmame en una segunda hostia. Quiero ser una hostia viva para Ti. Deseo ser una ofrenda viva que arde para Tu gloria cada día (Diario, 1826)

Padrenuestro, Ave María y Gloria al Padre...


-*-
MEDITACIÓN FINAL


ANTES DE CREAR EL MUNDO, TE AMABA CON EL AMOR QUE AHORA EXPERIMENTA TU CORAZÓN Y POR TODOS LOS SIGLOS MI AMOR NO CAMBIARÁ JAMÁS… (Diario, 1754)

No tengas miedo, no te dejaré sola.
No llores. Yo estoy siempre contigo
No tengas miedo de nada, no te sucederá nada sin Mi voluntad


Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte.

Te doy tres formas de ejercer misericordia al prójimo:

la primera - la acción,
la segunda - la palabra,
la tercera - la oración.

En estas tres formas está contenida la plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor hacia Mí. De este modo el alma alaba y adora Mi misericordia.
(Diario, 742)

1 comentarios:

Anónimo at: 4/11/2010 10:10:00 a. m. dijo...

SOLO LA DIVINA MISERICORDIA NOS ALEJARÀ DEL PECADO Y NOS ESCOGE PARA QUE SEAMOS SUS HIJOS PREDILECTOS, SUS HIJOS COMO JUAN, HIJOS AMADOS.
DIVINA MISERICORDIA TEN COMPASION DE TODOS LOS HOGARES EN CRISIS, CON EL PODER DE TU PRECIOSA SANGRE Y TU AGUA DERRAMADA POR EL COSTADO, SACA A MI ESPOSO DEL ADULTERIO Y SUMERGELO EN TU AMOR Y EN TU SABIDURIA

Publicar un comentario